Mamá, quiero montar una startup. Parte I

Mamá, Quiero montar una startup. – Por favor!!, ¿Y eso que es, hijo? Así comenzaría uno de los primeros pasos que debemos realizar antes de  comenzar un proyecto de startup. Podríamos cambiar a quien se lo cuentas, imagina que es tu pareja, tu jefe, un futuro socio o un compañero de trabajo. Pero siempre comenzaría así.

Pues bien, eso es lo que queremos hacer hoy. Queremos iniciar un nuevo proyecto de startup. Hemos decidido montar una empresa con una idea de negocio emergente. Se trata de una consultoría de empresa con base tecnológica. –“Pero eso cuesta mucho dinero, hijo”. y, – ¿Cómo lo vas hacer? Pues bien, eso es lo que pretendemos contaros. ¿Os interesa?

startupLa idea la tenemos clara, – He estado trabajando en ello mucho tiempo-. La clave, como en todo negocio, es no invertir mucho dinero y hacerlo poco a poco. – ¡Ya!… para definir esta idea ya existe un termino en ingles. !Ah¡ No lo sabia. ¿Cómo se llama? Se denomina  bootstrapping, se trata de un anglicismo, que se refiere a comenzar un proyecto sin recursos o con muy pocos recursos. Así no necesitan una financiación exterior, vas haciendo inversiones en función de tus ingresos y aumenta tu creatividad.

  • ¿Necesitare un plan de empresa y un proyecto económico? Pues sí. !Claro¡. Eso es lo primero, lo tenia claro, hasta que el otro día, escuchando un podcast llamado “no es asunto vuestro” explicaba que ha comenzado un proyecto de una app para comercializar documentales. Y que los planes de empresa con escenarios, presupuestos y planes de venta son muy irreales. Es muy difícil predecir el futuro. Y es mejor empezar poco a poco y ver como se comporta el mercado y tu producto. Así vas modificando y adaptando los dos en función del día a día. He buscado por Internet y hay otro termino para definirlo: “Lean Startup“, se refiere a lanzar un producto en busca de un aprendizaje validado, experimentación científica e Iteración en los lanzamientos del producto para acortar los ciclos de desarrollo, medir el progreso y ganar valiosa retroalimentación de los clientes (lo he sacado de la Wikipedia, perdonar). Ufff¡¡ Pues, no se muy bien que quiere decir esto. Joan Boluda en su podcast número 492 te lo explica mucho mejor (para oírlo pincha en este enlace): empezar con lo mínimo y mejorar poco a poco con el feedback de los clientes. No necesitas una gran financiación. Comienza con un producto mínimo viable (MPV). No desarrolles, no fabriques todo, sí no hay intereses del mercado. Pone el ejemplo de la zapatería Zappos que empezaron vendiendo zapatos online pero comprándolos en las zapaterías locales. Lo hicieron para ver sí había interés. No invirtieron nada hasta que había demanda y comprobaron que funcionaba.

Hay que crear un producto mínimo viable (MPV) que también podría ser una idea mínima viable (MIV). Continua diciendo que: apuestes más, por una evolución mejor que por una revolución. “La idea es equivocarte rápido“, (Steve Job).

 Hipótesis arriesgada (idea de negocio o servicio).

Construir, medir y aprender.

 

Nuestro consejo es que empieces despacio, pero… existen proyectos que necesitan una financiación, por lo que tu primer paso debe ser la búsqueda de esa financiación. Existen ejemplo de financiación colectiva o crowdfunding que han funcionado bien. Sí tu proyecto va por este camino te recomiendo que oigas los capítulos 30 y 33 del podcast de Hablogeek (www.hablogeek.com) que realiza Federico Hatoum, uno de los decanos del podcaster (www.puromac.com).

¿Y que necesitaría para empezar? Ok, lo primero que tienes que tener en cuenta, es que debes empezar con los mínimos recursos. Sí te sale mal no perderás mucho dinero y podrás recuperarte pronto. Lo que necesitas es “una idea” o producto (MPV), un teléfono, contactos y ganas de trabajar. Personalmente aconsejaría que buscases uno o dos socios. – !Aaa¡…Y un ordenador, claro… – Más adelante os hablaremos de aplicaciones de productividad.

Cosas de las que puedes prescindir: una oficina (puedes trabajar desde casa) un producto terminado (sólo necesitas un MPV) y cualquier inversión grande o gasto superfluo…Si necesitas reunirte puedes hacerlo en un coworking, en un hotel o cafetería, en la oficina del cliente o en algún despacho de algún amigo.

Recuerda que en este momento, la labor más importante es la de venta. Tanto sí estas lanzando tu producto cómo sí está vendiendo tú idea, debes tener claro que eres tu, tu propio comercial. Sí puedes presentar un prototipo de tu idea o proyecto tecnológico, mucho mejor. La gente lo verá con sus propios ojos y será más fácil convencerle. Sí esto es imposible, puedes hacer una recreación virtual. Y si esto tampoco puedes hacerlo, debes crea una presentación lo más sencilla y gráfica posible. Será fundamental para vender la idea.

En cualquier caso, si quieres montar un negocio o emprender cualquier proyecto no te pierdas el siguiente video de Emilio Duro.

 

Sí habéis aterrizado por casualidad en nuestro blog y te gusta suscríbete, sí ya eres seguidor muchas gracias.

 

Anuncios

4 comentarios en “Mamá, quiero montar una startup. Parte I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s